jueves, octubre 21, 2004

Bitácora Onírica

A partir de este momento voy a utilizar los post con este nombre, para dejar una huella de mis sueños en mi blog.
Esta ultima semana realmente estuve durmiendo muy mal, pero recuerdo un sueño muy peculiar.

Recuerdo que estaba en mi casa y desde el balcón que da a la calle alguien me espiaba constantemente, cada movimiento que hacía lo observaba con unos binoculares. Yo sentía miedo, miedo a que me secuestren. Pero inevitablemente tenía que salir de mi casa hacia un centro comercial, entraba a una galería (parecida a la Recamier de Cabildo) y la misma persona (vestida con un traje negro y anteojos negros) me seguía unos pasos atrás mío, yo haciéndome la distraída subo por unas escaleras y aligero la marcha, me detengo a ver una vidriera, miro de reojo y el hombre ya no estaba.

Esto es lo que yo recuerdo, lo feo era que yo en el sueño sentía que me observaban, y que tomaban todos mis tiempos para poder "secuestrarme".
La realidad que vivimos los argentinos arruinan mis sueños, que por lo general son todos feos pero divertidos, y tengo que contarles que cada vez que salgo a la calle sola y de noche (generalmente despues de las 12:00hs) voy con miedo, estoy re perseguida con esto y con los chorros. Y lo peor... se me va toda la guita en taxi.